dalias

DALIAS

FLOR DE DALIA

Las dalias (o dahlias) son flores muy apreciadas por su belleza ornamental. El primer nombre común dado a esta flor en Náhuatl (México) fue “atlcotlixochitl”, que viene de: a-tl (agua), coco-tli (tubo) y xochitl (flor). Su nombre científico proviene del sacerdote y botánico Antonio Jose de Cavanilles, quien describió por primera vez la planta y la nombró Dahlia en honor al botánico sueco Anders Dahl, discípulo de Linneo. El nombre dalia se usa comúnmente en casi todo el mundo, excepto en Rusia y en Ucrania donde se la llama georgina/jorjina.

Colores de las dalias

La gama de colores de las dalias es muy amplia. Excepto el azul y el negro, se encuentran en todos los colores en una gran variedad de tonos. Cuando llega el otoño, los tonos cálidos tales como el amarillo, el naranja y el rojo son los que mejor combinan con el resto del jardín. Las dalias, dependiendo del color, se les pueden atribuir diferentes significados, como por ejemplo:

  • Amarillas: simboliza fidelidad.
  • Blancas: expresa sentimientos de seducción.
  • Naranjas: simboliza el amor y unión entre parejas.
  • Rojas: representa el amor eterno y la pasión.
  • Rosas: simboliza la felicidad, delicadeza, sutileza.
  • Violetas: simboliza la fuerza del amor.

¿Cuándo florecen las dalias?

La época de floración de las dalias es desde julio hasta octubre.

PLANTA DE DALIA

Las Dalias forman parte del género de plantas Dahlia perteneciente a la familia de las asteráceas. Esta es una planta originaria de los bosques templados del Sur y Centro de México que, según algunas investigaciones fue encontrada por primera vez al sur de la ciudad en un pueblo llamado Milpa Alta y es la única planta que posee el mayor número de variedades entre todas las especies vegetales, llegando a registrarse más de 50 mil en la actualidad. Las Dalias son plantas vivaces, de raíz tuberosa, provistas de tallos rectos robustos, con hojas profundamente divididas, opuestas, de color verde, a excepción de algunas variedades con hojas bronceadas.

Cuidados de la planta

Se recomienda mantener la tierra sin malezas cuando las plantas estén recién brotando, eliminándolas superficialmente con un rastrillo o un binador que no profundice más de 2 cm.

Las especies altas necesitan una estaca que se coloca en el momento de la plantación para no producir daño en las raíces.

Cuando llegue el 15 de agosto y los tubérculos estén guardados en arena, se pueden iniciar los riegos para hacerlos brotar. Las tubérculos brotados se plantan directamente después de dividirlos y se les pone una tapa de cartón durante las noches para que los brotes no se vuelen. Con este sistema se adelanta la floración en 15 días.

El riego debe ser moderado para lograr un buen desarrollo de la raíz. Es necesario regar profundamente durante el desarrollo de la planta y la formación de los botones florales.

La propagación de las dalias se hace por esqueje y división del tubérculo, proporcionando individuos iguales a la planta madre. Las dalias enanas también se pueden multiplicar por semilla, aunque se produce una gran variabilidad en colorido, duplicidad de petalaje y altura de la planta.

Hacia el fin del verano ataca el oídio severamente. En forma preventiva se recomienda aplicar azufre a mediados de enero y repetir un mes más tarde.

Cuando la planta es atacada por hongos o virus y las hojas se ponen amarillas y quebradizas, es necesario arrancarlas, eliminando el tubérculo enfermo y desinfectando el lugar con Cercobin, Thiram o Brassicol. La plaga más importante en la zona central es el caracol. Hay que controlarlos rutinariamente con cebos venenosos, mientras los brotes se van desarrollando.

CARACTERÍSTICAS DE LAS DALIAS

La mayoría de las dalias son plantas herbáceas o arbustivas, a veces epífitas o trepadoras. Las herbáceas son anuales, pues su follaje desaparece en el invierno, pero sus raíces tuberosas quedan enterradas, de donde brotan nuevas plantas en la siguiente estación de lluvias. Las arbustivas son perennes y en lo general tienen raíces tuberosas muy desarrolladas. Sus tallos son huecos (de ahí su nombre en Náhuatl “Acocoxóchitl”) o compactos y, las hojas son opuestas o verticiladas (se originan alrededor de un mismo punto y se distribuyen en diferentes direcciones), simples a tres veces compuestas.

EI follaje varía entre láminas enteras y láminas divididas. Las flores están formadas de varias estructuras (compuestas) que en conjunto se denominan cabezuelas: flores líguladas (en forma de lengua) ubicadas al exterior, cuya apariencia es similar a la de un pétalo (blancas, moradas, amarillas o rojas); y las tubulares o flores de disco (amarillas o moradas), que semejan un plato, ambas están dispuestas sobre una base común llamada receptáculo. En conjunto forman la cabezuela o capítulo. En la actualidad, las dalias que nosotros llamamos dobles han incrementado el número y tamaño de flores líguladas. Los frutos son secos de una sola semilla e indehiscentes “aquenios” de forma oblanceolada. Las hojas parecen ser más diversas entre las especies, que las mismas flores.

SIGNIFICADO DE LAS DALIAS

La dalia (género Dahlia) es una planta conocida por sus flores continuas y coloridas que florecen durante la temporada de cultivo. Viene en una variedad de colores, formas y tamaños, convirtiéndola en la flor favorita entre los jardineros y los floristas por igual. La belleza de la flor inspiraba gran significado simbólico durante la época victoriana y continúa siendo utilizada hoy en día para expresar los sentimientos personales.

Esta planta es muy significativa para México, pues está ligada a su cultura, historia y tradición. El 13 de mayo de 1963, en el Diario Oficial de la Nación (SAGAR. 1963), el presidente Adolfo López Mateos expidió un decreto por el cual declaró a la Dahlia como símbolo de la Floricultura Nacional.

TIPOS DE DALIAS

Existe un gran número de variedades. Se ofrecen en cualquier sitio en una gran diversidad. En la actualidad hay unas 50.000 variedades catalogadas, producto de muchos cruzamientos entre Dahlia coccinea, Dahlia gracilis y Dahlia variabilis. Estos híbridos se pueden clasificar de dos formas:

Según las características de la flor y de la planta:

  1. Dalias decorativas: de 80 a 150 cm de altura; “flor” hasta 25 cm de diámetro, doble, sin disco central a la vista. Hay gigantes, grandes, medianas, chicas y miniaturas.
  2. Dalias cactus o semicactus: de 100 a 140 cm; pétalos largos, algunos tubulares, otros casi curvos hacia abajo y terminados en punta. Muy aptas para flor cortada.
  3. Dalias pompón o Liliput: de 80 a 90 cm de altura; flores pequeñas, esféricas, dobles, con los pétalos dispuestos simétricamente. Aptas para flor cortada.
  4. Dalas de flores simples: altura de 40 a 70 cm; flores de 10 cm de diámetro, pétalos formando un anillo externo y un disco central.
  5. Dalias con anémonas: altura hasta 100 cm; flores dobles, compuestas de un anillo externo de pétalos extendidos, luego un grupo de pétalos más cortos tubulares, a veces de colores diferentes, y al centro pequeños tubos muy compactos.
  6. Dalias de collar: altura hasta 120 cm. Sus flores tienen una corrida de pétalos extendidos formando un anillo externo; sobrepuesto otro anillo o “collar” de “pétalos” más cortos y un disco central. Frecuentemente los 3 anillos son de diferente color.
  7. Dalias peonías: hasta 100 cm de altura. La “flor” se compone de 2 o 3 series de “pétalos” extendidos y un disco central.
  8. Dalias globosas: “flores dobles; los “pétalos” tienen las orillas curvadas hacia el centro. Hay variedades globosas de 80 a 120 cm, con “flores” de 10 a 15 cm de diámetro, y las miniaturas de 8 a 10 cm y la misma altura.
  9. Dalias enanas (plantas de baja altura): estas dalias tienen una altura de 30 a 50 cm}; florecen en colores blanco, rosa, lila y tonalidades de amarillo, en flores simples, semidobles y dobles, de porte reducido. No necesitan ser desbotonadas, porque su atracción reside en la gran cantidad de flores. Son razas que, gracias a la reducida altura y al follaje compacto, soportan mejor el viento que otros tipos de dalias y son más resistentes a los ataques tardíos de oídio.

Según las especies de dalias más conocidas:

DALIA ROJA, CHALIHUESCA (Dahlia coccinea):

Su nombre proviene del epíteto coccinea que significa “de color escarlata”. Es una hierba perenne de hasta 3m de altura con flores naranjas o rojas brillantes. Los tallos son purpúreos o verdes, erectos, estriados, glabros o escasamente pilosos. Las hojas, pinnadas a tripinnado-compuestas, tienen márgenes crenado-aserrados y miden hasta 35 cm de largo. La inflorescencia es una cabezuela grande, erecta o inclinada, con 8 lígulas rojas, anaranjadas o amarillentas. El capítulo incluye de 70 a 160 flores amarillas hermafroditas de alrededor de 1 cm de largo. El fruto es un aquenio negruzco de 0.8 a 1.3 cm de largo.1​ Florece en la estación lluviosa.

Se distribuye principalmente en México y Guatemala. Vive en una gran diversidad de hábitats templados. Es uno de los ancestros de las dalias ornamentales.

DALIA DE POPOTE (Dahlia rudis):

Es una de las dalias más altas, mide entre 1 a 3 metros. Al parecer está relacionada con las “dalias arbóreas”, tiene peciolos muy llamativos y brácteas muy grandes.

DALIA CATALINA (Dahlia imperialis):

Es una planta herbácea de 2 a 6 m de altura, los tallos lisos. La planta posee hojas compuestas y opuestas en la parte inferior, reducidas y alternas por debajo de las flores, 2 a 3 pinnadas, 35 a 90 cm de largo, láminas terminadas en punta en el ápice, obtusas a redondeadas o subcordadas en la base, el margen aserrado, escasamente pilosas en los nervios, pecioladas. Inflorescencias tipo cimas terminales, de pocas flores, las partes estériles (las que parecen pétalos) son de color lila a blanquecinas; las flores pequeñas (ubicadas en el centro) rosado púrpura a violeta. Frutos tipo aquenios más o menos lineares, secos y diminutos, numerosos.

¿CÓMO CULTIVAR DALIAS?

Para una floración temprana pueden cultivarse las dalias en tiestos. En mayo se plantan directamente al exterior. Lo más notable, es que las dalias se desarrollan en cualquier sitio, pero prefieren un suelo permeable, rico en humus y a pleno sol. Aplique suficiente compost y abono orgánico bien descompuesto. Sobre las yemas de brote de los carnosos tubérculos solo debe haber 2-3 cm de tierra. Distancia de plantación según variedad, 50-100 cm. Altura, según variedad, 30-250 cm.

Al momento de la plantación se debe introducir una estaca de apoyo en el suelo, para posteriormente atar las grandes matas.

Las dalias no son resistentes al frío, pero deben permanecer en el exterior hasta la primera helada, para madurar. Luego, se debe desenterrar cuidadosamente los tubérculos e inmediatamente deben secarse al aire con la tierra adherida. Los tallos se cortan a un palmo sobre el tubérculo. Es obligatorio conservar este resto de tallos, pues si no, se secan los brotes que están justo debajo. Las dalias se deben mantener en un sótano libre de heladas pero lo más fresco posible. Lo ideal es meterlas en cajas de madera con arena húmeda. Es importante que, si se coloca en sótanos calientes se debe humedecer de vez en cuando el sustrato. Los tubérculos no deben secarse ni pudrirse. En la primavera siguiente se dividen y se vuelven a plantar.

Estas bellezas es convenientes plantarlas acompañadas por algunas plantas algo menos vistosas que pueden ser flores de verano o algunas plantas con flores como lo son los tulipanes y la flor de alcatraz

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *