VIOLETAS

Violetas

Las violetas son plantas herbáceas pertenecientes a la familia de las violáceas, en la cual está el género Viola. Este género está constituido por aproximadamente 400 especies, que se encuentras en las regiones templadas del hemisferio norte. Sin embargo algunas especies están en Hawai, Australia y los Andes de Sudamérica.

Algunas poseen un suave aroma muy apreciado en perfumería, son famosas las violetas de la región de Toulouse en Francia y crecen en las montañas de España. Se emplean como plantas de adorno en jardines y tiestos.

COLORES DE LAS VIOLETAS

Esta bonita flor se puede encontrar en gran diversidad de colores (blanco, crema, rosa, lila, púrpura, azul…), con una peculiaridad en especial, esta flor se compone siempre en dos tonos. En general, las violetas simbolizan el amor y la fidelidad. Para los antiguos romanos la violeta es un símbolo de luto. Ellos pensaban que el color violeta profundo se asemejaba a la sangre derramada, y el aroma relajante le otorgaba una connotación de paz. Además, se las reconoce como símbolo de la modestia debido a que sus pequeñas flores parecen esconderse tímidamente bajo sus hojas grandes y acorazonadas.

CARACTERÍSTICAS DE LAS VIOLETAS

El género Viola engloba a 400 especies de plantas herbáceas y fruticosas perennes (normalmente de cultivo anual o bienal), rústicas o semirústicas, con características morfológicas altamente variables (debido a las adaptaciones a los climas en los que han evolucionado) y tamaños que van de los pocos centímetros de las especies postradas espontáneas a los 20 cm de altura y 40-50 cm de anchura de algunas especies cultivadas.

Las formas de las hojas presenta un extraordinario polimorfismo entre las especies (pueden ser cordiformes, aovadas, sagitadas, peltadas, pinnadas, etc); además, también se pueden encontrar diferencias dentro de una misma especie (un fenómeno llamado heterofilia) y ser, por ejemplo más anchas y redondeadas en la base y más estrechas y melladas en los ápices.

La flor la forman un cáliz de cinco sépalos y una corola de cinco pétalos desiguales, de los cuales el inferior se prolonga en un espolón hueco; es hermafrodita, con cinco estambres y un pistilo.

Son plantas con tallos rastreros, hojas radicales con peciolos largos o cortos, ásperas y en forma de corazón, lanceoladas, ovales, reniformes, sectadas, etc. con bordes festoneados, lisos o dentados. Producen pequeñas flores de color azul intenso, morado claro, violeta, púrpura, blancas o amarillas, de tallo largo y fino.

Dentro de la horticultura, se usa la palabra ”pensamiento” usualmente para referirse a los cultivares de flores multicolores que se cosechan de manera anual o bienal, partiendo de las semilla. Las palabras ”viola” y ”violeta” usualmente se reservan para las plantas anuales o para las plantas permanentes con flores pequeñas.

TIPOS DE VIOLETAS

  • ESPECIES Y VARIEDADES DE VIOLETAS SILVESTRES

Estas crecen espontáneamente en la naturaleza y les cuesta adaptarse al cultivo, puesto que son muy exigentes en cuanto al sustrato, luz, humedad y temperatura.

Viola biflora

Se encuentra en Europa, Siberia, Asia Central, China, Pakistán, Corea del Norte, Japón y América del Norte. Es una planta herbácea de 15-30 cm de altura, con flores solitarias que tienen la característica de presentarse a pares, son terminales, hermafroditas, de color amarillo. El fruto es una cápsula. Hojas reniformes agrupadas sobre una roseta basal. Florece de abril a mayo.

VIOLETA DE MONTAÑA, VIOLETA DE ESPUELA LARGA (Viola calcarata)

Es una planta herbácea perenne de floración que crece en las montañas del sudeste de Europa. Rizomatosa; con una roseta basal y tallo corto; flores con espolón de 3 cm. Florece de mayo a julio.

Viola cornuta:

Planta perenne Hojas ovaladas, agudas, de dientes obtusos, pecioladas, vellosas por detrás; estípulas oval-trinagulares, profundamente divididas. Flores de 20-40 mm, olorosas, con pétalos estrechos violetas o lilas; espolón largo y puntiagudo, de 19 a 15 mm. Origen de las violetas perfumadas; flores grandes de 3-4 cm, perfumadas y de color azul púrpura. Florece de mayo a septiembre en lugares templados.

Viola elatior

Porte cespitoso erecto, sin rizomas, las flores son grandes, de 2,5 cm. Florece de abril a mayo.

JOHNNY SALTARÍN (Viola tricolor)

Es una especie salvaje común de Europa, que crece como anual o de corta vida perenne. Es una pequeña planta de hábito trepador, alcanzando al menos 15 cm de altura, con flores de 15 mm de diámetro. Crece en pastizales bajos, en suelos ácidos o neutrales. Antepasada de las especies cultivadas, porte de mata, tallos ramificados, hojas polimorfas y flores de varios colores. Florece de abril a junio.

Viola cucullata:

Es una planta herbácea perenne de bajo crecimiento de hasta 20 cm de altura. Las hojas forman un racimo basal; son simples, de hasta 10 cm de ancho, con un margen completo y un pecíolo largo. Las flores son violetas, azul oscuro y ocasionalmente blancas de 2-3 cm, con cinco pétalos. Originaria de Norteamérica, tiene rizomas engrosados y porte cespitoso. Florece a finales de marzo a comienzos de mayo; en verano no tolera el calor y entra en reposo vegetativo.

Viola gracilis

Origen de las violetas hortícolas y procedente de Turquía y Asia. Forma agradables borduras; flores delicadas. Florece de mayo a final de julio.

VIOLETA ALPINA, VIOLETA DE PERRO AMERICANA, VIOLETA DE LABADROR (Viola labradorica)

Originaria de la península de Labrador, tiene porte rastrero, espolones cortos y flores pequeñas. Florece de septiembre a febrero.

PENSAMIENTO DE MONTAÑA (Viola lutea)

Punto de partida de las variedades hortícolas tras el cruce con la Viola tricolor, originaria de los Alpes orientales, tiene porte rastrero, con rizomas estrechos y espolones de 20-30cm de largo; flores amarillas con matices en violeta, de 2-3 cm. Florece de mayo a junio.

VIOLETA DE LOS PRADOS (Violeta pedata)

Originaria de Florida, especie exigente, con flores de gran tamaño, aproximadamente de 3-4 cm y con peciolos largos. Florece en primavera o en otoño.

  • ESPECIES Y VARIEDADES DE VIOLETAS SILVESTRES CULTIVADAS

Forman parte de este grupo las violetas silvestres antiguas y modernas, y las violetas perfumadas.

Las violetas silvestres antiguas y modernas son similares a las violetas silvestres, de las que derivan por hibridación y selección. Presentan espolones y rosetas (de 10 a 25 cm de alto) y son de porta más o menos rastrero. Las flores tienen entre 2 y 4 cm de longitud u decoran los rincones sombreados del jardín. En cuanto a las violetas perfumadas, todas derivan de la Viola odorata, que presumiblemente se cruzó con otras especies orientales.

VIOLETA COMÚN (Viola odorata):

Es una pequeña planta herbácea que alcanza los 10-15 cm de altura, sin tallo, con una raíz perenne y carnosa. Se propaga por medio de estolones. Las hojas son radicales, poseen un largo peciolo alterno y un limbo acorazonado o reniforme. Las flores son grandes, de 2 cm de largo y llamativas y presentan un largo pedúnculo cuadrangular. Sus flores son olorosas con una aroma dulce, solitarias, de color violeta oscuro, irregulares y con cinco pétalos, dos de los cuales son erectos. El fruto es una cápsula con tres valvas que contienen numerosas semillas. Tiene una roseta basal con rizoma, espolones reptantes y hojas cordiformes. Son abundantes en bosques de zonas frescas y soleadas. Florece de enero a abril

PENSAMIENTO (Viola cornuta):

Planta perenne Hojas ovaladas, agudas, de dientes obtusos, pecioladas, vellosas por detrás; estípulas oval-trinagulares, profundamente divididas. Flores de 20-40 mm, olorosas, con pétalos estrechos violetas o lilas; espolón largo y puntiagudo, de 19 a 15 mm . Antepasado de las violetas hortícolas, existe en numerosas variedades e híbridos. Flores azul violeta de 3-4 cm, perfumadas. Florece de marzo a septiembre en climas templados

Viola cucullata:

Hay variedades con flores blancas, violetas jaspeadas o rosas; resiste el frío; en invierno pierde las hojas. Florece de abril a mayo.

Viola gracilis:

Antepasado de las violetas hortícolas; flores delicadas de varios colores. Floración muy temprana (de finales de marzo a principios de mayo)

Viola hederacea:

Flores blancas con la zona central de la corola rojiza. Florece durante todo el invierno en los climas suaves, y de mayo a junio en las regiones donde el clima es más extremo.

Viola labradorica:

Porte rastrero, espolones cortos; flores pequeñas. En verano se desfolia para posteriormente reverdecer en septiembre. En las zonas suaves florece también en invierno.

¿CÓMO CULTIVAR VIOLETAS?

Las violetas son flores fáciles de cultivar y enormemente versátiles, que presentan un vastísimo número de especies y variedades capaces de adaptarse a las condiciones ambientales más diversas y que se pueden usar tanto para embellecer el jardín como para adornar la casa.

El pH del suelo debe estar alrededor de 6.0 – 7.5; para esto, se debe añadir cal para reducir lo ácido del suelo. Además, el suelo debe estar bien drenado. Por otra parte, se recomienda enriquecer con un buen abono orgánico o con fertilizante. Si se tiene un buen suelo de arcilla, añadir suficiente arena, abono vegetal y fertilizante, los suelos bien alumbrados y llenos de grava deben mejorarse agregándole una buena cantidad de abono de vaca y marga o cal. Si crecen al aire libre, las violetas preferirán un suelo moderadamente rico.

Cultivar a partir de plantas viejas

Se puede cultivar violetas a partir de plantas viejas, solo se deben propagar  separando las plantas viejas de las violetas. Si ya se tiene algunas plantas de violetas en crecimiento, se pueden usar para propagarlas. Simplemente se debe desprender una pequeña sección que tenga raíces, ponerlas en macetas por unas pocas semanas hasta que se hayan plantado bien y luego se plantan afuera. La primavera o el otoño son tal vez las mejores estaciones para plantarlas. Pero probablemente se desarrollaran bien en casi en cualquier momento. Esto debe hacerse cada 2 años una vez que se haya plantado un jardín de violetas, para conseguir mejores resultados de crecimiento.

Cultivar a partir de semillas

Si se quiere cultivar a partir de semillas, se debe tener en cuenta que las semillas se siembran mejor en otoño en un marco frío. Las semillas requieren un período de estratificación y la germinación de semillas almacenadas puede ser errática. Se debe plantar los vástagos en macetas individuales cuando ya estén lo suficientemente grandes para trasladarlas y plantarlas afuera en el verano.

Se debe dejar un espacio de 25 a 30 cm entre cada planta de violetas. Además se recomienda plantarlas en filas o en un patrón más creativo que se adapte al espacio del jardín.

CUIDADOS DE LA PLANTA

La violeta es un tipo de planta que requiere abundante agua y humedad, así como una temperatura cálida. Se debe tener en cuenta que es una flor original de las zonas más tropicales, por lo que las condiciones climáticas son clave para que crezcan bien.

Es importante que la tierra en la que estén plantadas siempre esté húmeda, por lo que se debe regar de 2 a 3 veces por semana. El riego se debe realizar con agua tibia. Se recomienda no hacerlo con agua fría, pues podrían salir manchas oscuras en sus hojas.

La violeta es una planta de interior y exterior, por lo que no es muy recomendable que los rayos del sol le den directamente, aunque es necesario que reciban algo de luz para que puedan florecer fuertes, en caso contrario sus flores serán muy débiles. Es ideal tenerla en zonas sombrías pero no frescas, sino cálidas y en la que le de parcialmente la luz. Es importante considerar que el exceso de luz puede hacer que la flor se marchite o incluso se queme (se notará si se observa sus hojas con un tono amarillo).

Como ya se ha comentado, las violetas son flores originarias de zonas cálidas, por lo que el exceso de frío puede afectarlas y mermar su fortaleza. Es importante que jamás se encuentren en lugares donde la temperatura sea inferior a los 12ºC. Las temperaturas bajas pueden hacer perder el color de las flores, así como propiciar que las hojas se tornen amarillentas.

Las violetas suelen verse afectadas por las cochinillas, los pulgones o bien por la mosca blanca. Si su planta se ha enfermado, se debe utilizar un pesticida orgánico para la tierra de su maceta. Se debe rociar en las primeras horas de la mañana, y nunca sobre las hojas o las flores de la violeta, pues se podrían dañar más.

Otras plantas floreadas fáciles de cultivar en el jardín son las rosas y las bugambilias

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *