tomillo

Tomillo

FLOR DE TOMILLO

El género tomillo posee una serie de características comunes en todas sus especies y es el uso popular que se le han dado. Los principales usos de algunas de las especies que conforman este género ha sido el desarrollo de la composición de fármacos, como condimentos de comidas, pero también en la elaboración de perfumes o tintes, así como para la decoración o como simbolismo religioso o secular. Todos estos usos han permitido la continuidad de su uso desde épocas antiguas hasta la actualidad.

La flor de tomillo se emplea de las más variadas formas en la cocina actual, formando parte de ensaladas, aromatizando vinos y licores o elaborando helados y salsas especiales.

El nombre del género Thymus proviene de las palabras griegas thymon y thymos, que es el nombre dado a estas plantas. Probablemente deriva de thyein, que significa olor, aroma.

Color del tomillo

El color de las flores de este género va desde blanquecino hasta una coloración rosada o violácea.

¿Cuándo florecen los tomillos?

La época de floración depende de la especie de Tomillo. Por ejemplo, el tomillo común (Thymus vulgaris) tiene floración primaveral. De todas las demás especies se puede decir que florecen en los meses de abril a julio.

PLANTA DE TOMILLO

El género Thymus, es un género de hierbas y subarbustos conocidos comúnmente como tomillos. Este género forma parte de la familia de las Lamiáceas (Lamiaceae) y consta de aproximadamente 215 especies. Principalmente el género vive en toda Eurasia, parte de África, y Groenlandia. Pueden vivir desde el nivel del mar hasta los 3400 metros de altitud.

Originalmente, Thymus describe un grupo de plantas aromáticas, de aspecto muy similar y muy frecuentes en la región mediterránea donde algunas de sus especies forman un tipo especial de vegetación de matorrales de no más de 50 cm de altura muy bien adaptados a los veranos calientes y secos. El nombre español de esas vegetaciones, “tomillares”, incluye otras especies de la familia de las Lamiáceas (como la satureia o la sideritis) de características similares.

Cuidados de la planta

Por lo que respecta a la textura del suelo, presentan un amplio margen de variabilidad, pudiendo vivir en suelos tan arenosos como los de dunas más o menos fijas o playas, o en suelos fuertemente arcillosos. Por su gran adaptación a las zonas áridas pertenece claramente a la agrupación de plantas xerófilas.

En general, las especies de tomillos resisten bien las heladas y sequías, pero no el encharcamiento ni el exceso de humedad ambiental.  Crece en climas templados, templado-cálidos y de montaña.

Normalmente, se disponen en forma de matorral bajo en zonas de sol directo e intenso, que soportan gracias a la presencia de compuestos oleosos en sus hojas.

CARACTERÍSTICAS DEL TOMILLO

El género Thymus consta de plantas sufruticosas, perennes, erectas o decumbentes, a veces más o menos cespitosas, generalmente aromáticas. Posee tallos de sección cuadrangular o redondeada. Sus hojas son enteras, planas o revolutas, elípticas, ovadas, lanceoladas, espatuladas o lineares, glabras o con pilosidad muy variable, generalmente con cilios en la base y con glándulas esenciales esferoidales en su superficie. La inflorescencia está formada por verticilastros más o menos densos, de espiciforme a capituliforme. Las flores generalmente son pediceladas de color blanco, crema, púrpura o violeta, a menudo con pelos y glándulas en su superficie; labio superior con un lóbulo entero o escotado; labio inferior con 3 lóbulos redondeados, el central generalmente mayor.

TIPOS DE TOMILLO

Dentro del género Thymus, las especies más comunes son:

  • TOMILLO COMÚN, TREMONCILLO, ESREMONCILLO (Thymus vulgaris)

Es un arbusto aromático con una raíz leñosa y bastante poblada de barbas salen los tallos de 5 a 6 pulgadas de largo, casi cilíndricos, algo vellosos, erguidos. Posee muchos ramos encontrados y vestidos también de hojas pequeñas. Las hojas son verdes por encima, blanquezcas por debajo, apezonadas, punteadas y de olor fragante. Las flores son blancas o rosadas, y están dispuestas hacia las extremidades de los tallos en rodajuelas. Crece en rocas y en ribazos secos. Esta planta es muy cultivada con fines culinarios y como aromática. Contiene un aceite esencial, con timol, que tiene propiedades antisépticas y se utiliza en la fabricación de perfumes, jabones y en medicina.

  • SÉRPOL, SERPILLO, HIERBA LUNA, TOMILLO SÉRPOL (Thymus serpyllum)

Es un arbusto aromático, también enano pero no leñoso. Sus hojas son más grandes que las del Thymus vulgaris, ovales planas, enteras y pecioladas. En general, sus usos terapéuticos son similares a los del tomillo, aunque su efecto es algo menos. Su sabor es ligeramente picante y se puede utilizar para aromatizar platos.

  • MEJORANA, TOMILLO BLANCO, MEJORANA DE MONTE, ALMORADUZ, ALMORADUZ, ALMORAZ (Thymus mastichina):

Planta aromática poco elevada, de hasta 40 a 50 cm y con hojas de color grisáceo claro. Es una de las especies del género que posee un olor más alcandorado y mentolado, diferente al aroma del “tomillo salsero” (Thymus zygus). Se distingue fácilmente de aquel por su porte más elevado y el aspecto blanquecino de toda la planta (de ahí el nombre de “tomillo blanco”). La mejorana florece a partir de mediados de primavera; las flores son blancas o ligeramente rosadas y se agrupan en cabezuelas casi esféricas, de aspecto plumoso, debido a la abundancia de pelos que recubren el cáliz de cada flor.

La mejorana, como otras especies de tomillos, es objetivo de cultivo para la obtención de sus esencias, con diversos usos industriales. Posee además numerosas virtudes medicinales, similares a las del tomillo.

  • TOMILLO ANDALUZ (Thymus capitatus o satureia capitata):

Arbusto pequeño, compacto muy ramificado y rígido que se da en toda la Europa mediterránea excepto en Francia.

SIGNIFICADO DEL TOMILLO

Por último hay que resaltar que el hombre ha utilizado desde la antigüedad los tomillos con fines terapéuticos y culinarios. Algunas especies de dicho género se cultivan con fines ornamentales.

El tomillo ha estado ligado a lo largo de la historia a una gran variedad de leyendas, en las que destacaban sus poderes. La más extendida está basada en la mitología griega y cuenta que la planta del tomillo brotó de una lágrima derramada por Helena de Troya, de la cual los guerreros obtenían fuerza y coraje para la lucha. Siglos más tarde, los soldados romanos reconocieron también sus propiedades vigorizantes.

También es conocida otra leyenda cristiana que narra que cuando José de Arimatea llevó su Santo Cáliz a la Montaña Sagrada de Montserrat, los ángeles quisieron otorgar una prebenda a los visitantes de la montaña, por lo que poblaron sus laderas con tomillo, cuyo aspecto y belleza en flor recuerda al Santo Grial. A partir de ese momento al tomillo se le asociaron todo tipo de propiedades curativas. Actualmente estas plantas tienen cierta importancia en la industria de la perfumería, ya que de ellas se obtienen esencias.

¿CÓMO CULTIVAR TOMILLO?

Los métodos principales de multiplicación del tomillo son: por semillas o vegetativamente, por esquejes.

Cultivar a partir de semillas:

Los meses recomendados para sembrar el tomillo son febrero, marzo y abril. La semilla es depositada en el semillero y es cubierta con una ligera capa de turba o tierra, y se aplican riegos diarios. El tiempo que tardan en germinar una vez sembradas y regadas oscila entre 6 y 19 días.

Finalmente, cuando se vean plántulas en los semilleros de 6 a 8 cm, es momento de trasplantarlas. La mejor época para el trasplante es en mayo y junio.

Cultivar a partir de esquejes:

Se deben escoger las puntas de los tomillos producidas en el año anterior, y se recomienda plantarlas a finales de febrero para que broten las raíces en marzo. Los esquejes cortados deben de tener una longitud de 10 a 12 dedos de largo, y deben ser de la madera más tierna que haya producido la planta. Estos esquejes se deben introducir en el sustrato un poco más de las dos terceras partes. Cada esqueje se debe poner a una distancia de 4 a 6 dedos entre cada uno. Es necesario un riego constante y privar el esqueje del sol en las primeras semanas para que logren brotar las raíces.

Otras plantas aromáticas muy fáciles de cultivar en el jardín son el jazmín y la albahaca

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *