perejil

Perejil

FLOR DE PEREJIL

El perejil (Petroselinum crispum) es una planta usada desde tiempo atrás como agente aromatizante y saborizante en la cocina. Se cultiva ampliamente no por su flor, sino por sus hojas y por sus raíces. Sus hojas rizadas son utilizadas como aderezo decorativo. Se dice que el perejil es la fuente más rica de vitamina A de todo el reino vegetal.

El nombre del género Petroselinum proviene del nombre común griego petroselino, dado a una especie de perejil que crecía sobre las rocas. El epíteto crispum se refiere a la forma crespa de sus hojas.

Color del perejil

Las flores son de color amarillo verdoso y forman una estructura llamada umbela. Una umbela es un tipo de inflorescencia abierta o racimosa en donde las flores individuales arrancan de un mismo punto y se elevan a igual altura, formando una especie de paraguas.

¿Cuándo florece el perejil?

El perejil produce sus hojas durante el primer año, y hojas y flores durante el segundo de sembrado, antes de morir.

PLANTA DE PEREJIL

El Petroselinum crispum, mejor conocido como perejil, es una planta herbácea perteneciente al género Petroselinum. Este género, que consta solamente 2 especies forma parte de la familia de las Apiáceas (Apiaceae). Esta planta de origen mediterráneo y asiático está distribuida ampliamente por todo el mundo debido a su uso como condimento.

Cuidados de la planta

El perejil es una especie de clima templado a templado-cálido, y sensible a las heladas. Las heladas muy fuertes pueden producir el deterioro de las hojas, las cuales se necrosan y mueren, pero el sistema radicular de las plantas no muere permitiendo el rebrote posterior.

Es una planta que crece mejor a la sombra, pero es capaz de crecer en la mayoría de las condiciones climáticas, de preferencia en las regiones frías.

Es una especie poco exigente respecto del terreno, logrando un mejor crecimiento en suelos profundos, sueltos y ligeros y no muy ricos en materia orgánica; se desarrolla bien en suelos de origen aluvional, ricos en humus, bien estructurados, que tenga buena retención de humedad y bien drenados. En cuanto a la textura del suelo, crece bien desde suelos areno-arcillosos hasta arcillosos.

Al momento de regar la planta, se debe de tener cuidado de no mojar las hojas, ya que al mojarlas aumenta la posibilidad de enfermedades en las plantas. Se recomienda regar por las mañanas o cuando baje el sol por la tarde.

Esta planta necesita gran cantidad de fertilizantes nitrogenados para una gran producción. Si la planta comienza a verse de un color verde claro, indica escasez de nitrógeno. Otros nutrientes que utiliza son fósforo (alimenta las raíces) y potasio (ayuda contra las enfermedades, producción de proteínas y  fotosíntesis). Todos estos nutrientes están disponibles en el compost.

Las malezas pueden afectar el crecimiento del perejil si compite con ellas, lo que hace más lento su crecimiento. Se recomienda quitar las malezas a mano cuando son pequeñas.

CARACTERÍSTICAS DEL PEREJIL

El perejil (Petroselinum crispum) es una planta herbácea bianual, de hasta 1 metro de altura, aromática. Posee una raíz larga, cónica, blanca u ocre. En su primer año forma una roseta terrestre de hojas verde oscuras, brillantes; compuestas, divididas hasta 3 veces. Durante su segundo año produce un tallo ramificado de hojas alternas y que termina en umbelas de flores verde amarillosas. Su fruto es un diaquenio ovalado.

SIGNIFICADO DEL PEREJIL

El cultivo del perejil se conoce desde hace más de 3.000 años, siendo una de las plantas aromáticas más populares de la gastronomía mundial. Fue utilizado en la antigüedad como un afrodisíaco natural para provocar la menstruación y la orina. Este uso fue debido a que aumenta la producción de estrógenos y facilita la diuresis.

Según la leyenda griega, esta planta brotó de la sangre de Archemorus, héroe griego, llamado el corredor de la muerte. Esta planta además fue usada para tejer guirnaldas que se ceñían a la frente de los triunfadores griegos en los juegos de Neptuno, ya que se creía que absorbía los “humos tóxicos” del vino. En Roma fue asociada con la diosa Persephon, reina del mundo inferior y por lo tanto fue usado en ceremonias funerales.

Actualmente, esta planta es conocida por los herboristas y amantes de la medicina natural por ser una hierba que ayuda a hacer mejor la digestión, minimizar los gases y las flatulencias, regular el tránsito intestinal, reforzar nuestras defensas contra los virus y las infecciones.

¿CÓMO CULTIVAR PEREJIL?

Una de las plantas más sencillas de plantar en casa, tanto en macetas como en el jardín, sin duda alguna es el perejil. La multiplicación de esta especie se lleva a cabo solo por semillas.

Cultivar a partir de semillas:

Las semillas de perejil poseen una lenta germinación, producto de la presencia de sustancias inhibidoras que retrasan la germinación de las semillas. Se recomiendan distintos métodos para acelerar la germinación, siendo los más comunes el lavado de las semillas con agua ya sea natural o caliente durante 24 horas o la escarificación de las semillas.

La profundidad de siembra va desde lo superficial, levemente tapada hasta 1cm o levemente superior, según tipo de suelos. Estas deben estar bien separadas unas de otras para tener el espacio necesario de crecer fuertes.

Durante el proceso de germinación se recomienda pulverizar agua 2 veces al día, procurando que siempre se mantenga húmeda la tierra. Para la germinación se requiere temperaturas elevadas, con rangos de 12 a 17ºC de temperatura del aire y 12º C en el suelo. El tiempo aproximado para que se lleve a cabo la germinación es de 21 días, y para el crecimiento de una planta adulta de 2 a 3 meses.

Se recomienda sembrar estas semillas de forma directa en la maceta final. No se recomienda sembrar en semilleros y luego trasplantar la plántula, ya que además de ser engorrosa su ejecución, la raíz es fuertemente pivotante. Esto significa que la raíz crece de forma vertical y que por más cuidadosa que se realice el trasplante, es altamente probable que se produzca la ruptura de la raíz primaría y de las secundarias, lo que ocasiona que muchas plantas no soporten el trasplante desapareciendo a corto plazo.

Otras plantas aromáticas muy fáciles de cultivar en el jardín son el tomillo y la albahaca.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *