orquídeas

Orquídeas

La orquídea es una flor que desde tiempos inmemorables ha despertado las más inimaginables pasiones en las personas, pues ninguna familia de plantas tiene una gamma de flores tan diferentes y exquisitas.

Las orquídeas forman parte de las monocotiledóneas (unos de los grandes grupos de las plantas con flor) y constituyen una de las familias más numerosas: fueron descubiertas aproximadamente 25.000 especies, pero aún hay regiones sin relevar fitogeográficamente, varias de ellas en el continente americano. Su diversidad se ve ampliada dado que, por ser un grupo muy joven en la evolución de las plantas, presenta gran facilidad para dar híbridos exitosos no solamente entre especies del mismo género, sino también intergenéricos (se estima que hay aproximadamente 30.000 híbridos registrados).

La palabra “orquídea” (del latín orchis, que a su vez deriva el griego) apareció por primera vez mencionada en un manuscrito del filósofo griego Theophrastus (271-285 a.C). El nombre significa “testículo” y hace alusión a los seudobulbos de algunas especies y al uso medicinal que se le asignaba a esta flor como afrodisiaca y potenciadora de la fertilidad. Con el tiempo, la palabra orchis derivó en orchidaceae, término con el que se designó a la familia más numerosa del reino vegetal con aproximadamente 25.000 a 35.000 especies.

Las orquídeas representan la belleza, el lujo y el amor, sabiduría y amabilidad. Dependiendo del color, se le atribuyen diferentes significados como lo son:

  • Orquídeas blancas: son elegantes y modestas, su color simboliza la inocencia, la humildad y la gracia.
  • Orquídeas amarillas: también son conocidas como flores de pasión y erotismo.
  • Orquídeas azules: llaman a la relajación y a la tranquilidad.
  • Orquídeas rojas: simbolizan la pasión y el amor.
  • Orquídeas rosadas: muestran belleza y recato.
  • Orquídeas verdes: sirven para dar vitalidad a las casas.

TRADICIONES, HISTORIAS Y LEYENDAS

Las Orquídeas han sido una de las plantas más admiradas y apreciadas desde hace muchos siglos por diferentes civilizaciones. Se sabe que los Chinos, tiempo Antes de Cristo, cultivaron algunas especies del género Cymbidium; también los Griegos las conocían, pues fue Theophrastus, discípulo de Aristóteles quién les dio el nombre de Orquídeas (orchis=testículo) debido a la forma de sus seudobulbos.

Se sabe que se utilizaban algunas especies de Orquídeas como plantas medicinales, por ejemplo, Arpophyllum spicatum se usó para curar o atenuar disentería y Encyclia citrina para curar heridas infectadas.

El uso de varias clases de Orquídeas, de las que sobresale la Encyclia venosa, para la obtención de mucílagos, fue importante para elaborar adhesivos, mordentes de pigmentos y en el arte plumario.

Dioscoride, en el siglo Id.C. cita a las orquídeas en sus libros de herboristería y botánica. Pero, no fue hasta el siglo XI que se publicó el primer tratado real del cultivo de las orquídeas en China. Los chinos asocian esta flor a sus fiestas de primavera y fueron usadas para alejar las influencias malvadas y de modo particular contra la esterilidad.

 

CARACTERÍSTICAS DE LAS ORQUÍDEAS

La flor presenta 3 sépalos (cáliz) y tres pétalos (corola). Generalmente no se distinguen, pues son todos coloreados. El pétalo del medio o “labelo” sirve para que se posen los insectos y ayuden a su fertilización. Comúnmente, las flores se agrupan en inflorescencias, siendo una inflorescencia basal, axilar o apical. Contiene un rizoma a partir del cual se originan seudobulbos. Los más jóvenes llevan las hojas, son portadores de yemas axilares, dan origen a raíces y, en muchos casos, a flores. Pueden ser cilíndricos, fusiformes, elípticos, ovalados, etc. Las hojas presentan nervaduras que corren paralelas entre sí y al eje longitudinal. Las raíces están cubiertas por un tejido llamado “velamen” que actúa como una esponja, absorbiendo agua y nutrientes.

 

TIPOS DE ORQUÍDEAS

Una forma de clasificar a los géneros de las orquídeas más comunes es a través de su ubicación geográfica, como por ejemplo lo son:

 

ORQUÍDEAS AMERICANAS
  • Cattleya: Este es un grupo muy difundido y sus géneros están entre los preferidos por aficionados y cultivadores. Estas orquídeas pueden clasificarse en dos grupos: Cattleya unifolada (con una sola hoja gruesa) y Cattleya bifoliada (con 2 o 3 hojas de grosor variable). El primer género tiene una floración apical de 40 cm de largo, con 1 a 5 flores de hasta 20 cm. Presentan colores púrpura, lila, blanco, amarillo, verde o combinados con manchas y rayas. El segundo género, en cambio, tiene seudobulbos grandes y flores de entre 10 y 25 cm, que permanecen abiertas durante 3 semanas.
  • Laelia: Estas especies tienen una amplia gama de color en sus flores en racimos que pueden ser erectos o péndulos. La mayoría son epífitas, pero unas pocas son litófitas, tal como Laelia anceps. Los tallos son normalmente cortos, sin embargo el tallo de Laelia anceps puede medir más de 1 metro. Los pseudobulbos de unos 6 a 30 cm de longitud, son ovoides, y están claramente separados. Cada pseudobulbo desarrolla una o dos hojas céreas y aspecto de cuero de unos 20 cm de longitud. La inflorescencia es en racimo y puede tener una longitud de 30 cm y llevar unas 8 flores, las cuales rosas o púrpuras con un labelo púrpura que vira a blanco en la proximidad de la columna. Florecen en primavera u otoño. Los miembros de este género se crían fácilmente en cultivo y son resistentes a las sequías. Muchas de ellas se pueden situar en placas, por lo que sus raíces pueden recibir corrientes de aire y aguantar ciclos de humedad o sequía.
  • Epidendrum: Es un género de orquídeas que incluyan unas 1000 especies. Pueden aguantar una gran diferencia de temperaturas de calor a temperaturas frías. Se caracteriza por unas grandes inflorescencias que llevan docenas de flores diminutas pero muy elaboradas. Generalmente son epífitas o litófitas, ocasionalmente de hábitos terrestres; tallos secundarios comúnmente delgados o a modo de cañas, simples a muy ramificados, foliados o algunas veces engrosados en pseudobulbos cilíndricos que llevan 1–5 hojas apicales.
  • Encyclia: es un género de 242 especies de orquídeas epífitas que se han reclasificado procedentes del género Epidendrum de las que difieren en los bulbos parecidos a las Cattleya y en la estructura de las flores. Se encuentran en Centroamérica, y Caribe, donde por las noches llena el aire con las fragancias de su perfume parecido a los cítricos.
  • Sophronitis: es un género con especies de orquídeas pequeñas epifitas de la subtribu Laeliinae, ahora se encuentra aumentado con especies que se han reclasificado procedentes del género Laelia. Las especies de Sophronitis son ampliamente conocidas por sus flores rojas, especialmente Sophronitis coccinea. Se encuentran ampliamente distribuidas por Brasil, Paraguay y Argentina.
  • Zygopetalum: es un género de orquídeas. Tiene 16 especies. Se producen en los bosques húmedos de baja y media elevación en regiones de América del Sur, con la mayoría de las especies en Brasil. Esta orquídea tiene el nombre genérico derivado de la palabra griega “zygon”, que significa “yugo”, y “petalum”,que significa pétalo. Se refiere al yugo que crece en la base del labio causado por la fusión de los pétalos y los sépalos. La mayoría son epífitas, pero algunos son terrestres con brillantes hojas, que son oblongas o elípticas-lanceoladas, agudas o acuminadas. Estas orquídeas tienen una forma de crecimiento muy acelerado. Sus destacadas brácteas igualan la longitud del ovario y son conocidos por sus fragantes, cerosas flores de tonos de verde, morado, burdeos, y frambuesa con varios patrones.

 

OTRAS ORQUÍDEAS AMERICANAS
  • Oncidium: género de orquídeas originario de la América tropical. El nombre popular Dama danzante es debido a la forma de sus diminutas flores a las que cualquier pequeña brisa mueve en una danza frenética.
  • Miltonia: llamada “Orquídea Pensamiento” se encuentra principalmente en Brasil y por tanto es una flor exótica de clima cálido con un aroma maravilloso.
  • Catasetum: es un género de unas 166 especies de orquídeas epífitas con flores masculinas y femeninas. Presentan pseudobulbos gruesos con forma de cigarro, que se encuentran agrupados. Las hojas son plateadas en la parte superior y caducas. Los pseudobulbos presentan espinas después que las hojas se han caído. Estas especies producen flores macho y hembra separadas y diferentes (lo cual es un hecho excepcional en la familia Orchidaceae). La flor macho normalmente es muy colorida y presenta un mecanismo sofisticado de eyección de los polinarios. Las flores femeninas generalmente son de color amarillo verdoso y de apariencia claramente uniforme.

 

ORQUÍDEAS ASIÁTICAS
  • Cymbidium: Esta orquídea es muy fácil de cultivar. Mejor en miniatura, aunque también pueden conseguirse los tamaños estándares. Aquellas susceptibles de ser cultivadas en el hogar son todas epifitas y producen seudobulbos. Tiene flores de 8 cm. Aparecen a lo largo de tallos, a menudo hasta 15 flores por tallo. Las plantas pueden florecer durante 12 semanas. Muchas variedades florecen en otoño e invierno. Los colores son muy variados; el labio en forma de bote puede armonizar o contrastar con el resto de la flor. Las hojas son correosas, en forma de cinta y de unos 40 cm. de longitud.
  • Paphiopedilum: es llamada también “Zapatillas”. Es un género terrestre con una enorme gama de tamaños, formas y colores. Las flores requieren habitualmente una estaca. Debe su nombre popular al labio en forma de zapatilla. Cada tallo sólo tiene una flor que puede durar hasta 10 semanas, apareciendo entre otoño y primavera. Las flores tienen un aspecto ceroso, casi artificial, y el sépalo superior tiene a menudo un color que contrasta con el resto. Las hojas gruesas y carnosas pueden estar moteadas con púrpura y marrón, aunque las plantas de ese tipo tienden a necesitar temperaturas más elevadas.
  • Vanda: es un género de aproximadamente 60 especies de orquídeas nativas del Sudeste de Asia desde las montañas del Himalaya hasta las Filipinas y el Norte de Australia.
  • Phalaenopsis: Epifita con un solo tallo que produce raíces aéreas que puede cubrir la superficie del compost. Puede cultivarse en cestas de alambre o madera. Las flores blancas o rosas aparecen en tallos largos y arqueados y en un número de hasta 30. Oscilan entre 2,5 y 13 cm. y pueden aparecer en cualquier época del año, con una duración de hasta tres semanas. La planta sólo produce unas pocas hojas que son grandes y carnosas, pero no muy largas. Tiene raíces aéreas muy fuertes.

 

¿CÓMO CULTIVARLA?

A pesar del mito que las rodea entorno a cómo cuidarlas, su cultivo es relativamente fácil, pueden plantarse en invernaderos, en jardines y hasta en balcones, su floración permite disfrutar de ellas de 1 a 3 meses y pueden crecer en situaciones muy adversas. La temperatura de cultivo va desde 13°C (mínima nocturna) y 30°C (máxima diurna).

La mayoría de las especies tropicales son plantas epífitas (plantas que crecen sobre la superficie de otras plantas pero no toman agua ni nutrientes de la planta sobre la que crecen). Muchas orquídeas prosperan bien si se las sujeta a un tronco, y por lo tanto, no arraigan tierra. Es un buen método de cultivo para plantas que viven en terrarios, vitrinas, invernaderos o balcones. Como sustrato se emplean trozos de corteza o de madera dura de árboles frutales o de alcornoque, o bien cocos partidos por la mitad. No hay que emplear maderas resinosas. Para sujetarlas se puede emplear un cordel fino.

Si se desea plantar en macetas, se debe emplear un sustrato que permita una buena ventilación de las raíces. Es imprescindible que compre un sustrato especial para orquídeas grueso (como por ejemplo,  la corteza de coníferas mediterráneas mezclada con turba, granulados de arcilla, carbonato cálcico, etc.)  que permita la circulación del aire para que las raíces se sequen bien después de regarlas). La tierra normal para flores no es apropiada para las orquídeas porque es demasiado fina y se compacta con facilidad.

Prefiere ambientes con una humedad entre 40 a 80%. Las cultivadas en macetas necesitan menos humedad que las epifitas.

Al ser plantas propias de las selvas tropicales, las orquídeas están adaptadas a la luz solar y al aire libre, por lo que, es ideal poner las orquídeas en un lugar bien iluminado pero que a la vez esté protegido de la luz solar directa para que no le pegue luz por más de 12 horas. Si la luz natural no es suficiente o el lugar está demasiado expuesto al sol, deberá emplear luz artificial complementaria o darles sombra para mejorar las condiciones ambientales.

Al momento de regar, se debe hacer en la mañana para que las raíces tengan tiempo de secarse un poco antes de la noche. Además, se debe esperar a que se seque el sustrato entre cada riego. Solamente hay que rosear agua sobre las orquídeas si la humedad ambiental es lo suficientemente elevada. Si las orquídeas están en un ambiente muy seco, el agua roseada les hace más mal que bien.

 

CUIDADOS

Se pueden agregar fertilizantes que contienen shock de fósforo 3 meses antes de la floración. No fertilizar en pleno verano ni en invierno.

Las orquídeas cultivadas en macetas es necesario trasplantarlas periódicamente para que se desarrollen bien durante años. Las orquídeas pocas veces necesitan una maceta de mayor tamaño, pero si necesitan que se cambie periódicamente el sustrato. A las orquídeas que se mantienen como epífitas o en cestos no  hay que cambiarles el sustrato, sino que pueden permanecer sujetas a su soporte.

El mejor momento para trasplantar las orquídeas es a mediados de primavera, cuando se inicie su fase de crecimiento. También puede hacerse desde finales de verano hasta principios de otoño. Nunca hay que trasplantar a las orquídeas durante la floración, en pleno invierno ni durante las épocas muy calurosas y secas.

Para trasplantar la orquídea se debe eliminar el sustrato anterior y cortar las raíces viejas, luego se debe colocar una capa de drenaje (como por ejemplo cantos rodados, bolitas de arcilla o grava de porexpán) para que el sustrato y las raíces puedan secarse. Por último, se añade el nuevo sustrato previamente humedecido mientras se giran las raíces para que no se rompan. Esperar 1 a 2 días antes de regar por primera vez la orquídea recién trasplantada.

Otras plantas que se pueden cultivar en el jardín son las azucenas y la flor de loto

2 comentarios en “Orquídeas”

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *