jazmín

Jazmín (Jazminum)

El jazmín (llamado así comúnmente) pertenece a la gran familia de las oleáceas. Las oleáceas están constituidas por plantas muy reconocidas a nivel mundial por sus usos, como es el caso del olivo, usado para la extracción del aceite de oliva, o el jazmín, usado para la producción de perfumes.

El jazmín es una planta perteneciente al gran género Jazminum, que posee alrededor de 200 especies de arbustos y enredaderas de hoja caduca, semipersistente o persistente, en su mayor parte proveniente de Asia y África. El nombre jazmín proviene del árabe hispánico yas[a]mín, a su vez del árabe clásico yāsamīn, que significa “regalo de Dios”. A su vez, el nombre jazmín, es sinónimo de dulce fragancia, aunque dentro de este gran género, hay muchos que no tienen fragancia alguna que ofrecer.

El jazmín es una flor muy común que tiene varios colores. Cada significado del color ha determinado las connotaciones de dicha flor.

  • Jazmín blanco: representa la pureza. Al mismo tiempo, debido a este color blanco, los atributos de esperanza y el sentido espiritual de cada ser humano, también están presentes entre las connotaciones que tiene esta flor. Otro significado vinculado al jazmín de color blanco es la amistad.
  • Jazmín violeta: es el que le ha proporcionado los atributos de belleza, maternidad y sabiduría a esta planta. Además, el significado espiritual del jazmín violeta o morado es un reflejo del amor verdadero y del afecto por los demás. Por ello, esta flor es empleada con cierta frecuencia como símbolo del amor, por lo que se emplea para reflejar los compromisos.
  • Jazmín azul: Debido al color azul, el significado de un jazmín azul habla de la confianza que se tiene con uno mismo y con las personas del entorno, entendiéndose esta flor como un símbolo que identifica la lealtad entre dos personas. Por tanto, el jazmín de color azul también simboliza la capacidad para socializar con otras personas.
  • Jazmín amarillo: La simbología del jazmín amarillo queda definida por tres conceptos principales: la sencillez, la humildad y la naturalidad.
  • Jazmín rojo: El significado del jazmín rojo es una declaración de intenciones debido a que representa la sensualidad. Es este color rojo el que le proporciona atributos a esta flor vinculados con la pasión. No obstante, el jazmín rojo también es representado como la alegría y las ganas de vivir.

TRADICIONES, HISTORIAS Y LEYENDAS DEL JAZMÍN:

Junto con los atributos descritos anteriormente relacionados a su color, la simbología del jazmín ha tenido un fuerte peso en el mundo occidental. Cuenta una leyenda árabe que había una vez una joven beduina de nombre Jasmine, que vivía en el desierto alegre, libre y feliz. Para protegerse de los ardientes rayos del sol cubría su bello rostro con cientos de velos de bellos colores.

Dice la leyenda que un príncipe berebere supo de su historia y al desierto fue a buscarla, la descubrió entre dunas y arenas, caminando con ese porte que solo las diosas emanan al caminar. Enamorado de aquella misteriosa mujer, le pidió  matrimonio, le ofreció su palacio y todas sus riquezas. Ella lo vio tan apuesto, tan gallardo, que aceptó su ofrecimiento y se casó con él. Pero los muros la atraparon entre paredes pintadas, copas de plata y rosas de papel, al punto que sintió morir dentro de aquella jaula de oropel. La bella dama escapó una noche a lomos de un corcel hasta sumergirse en las arenas del desierto más cercano, allí se despojó de sus velos y ropajes, y ya amaneciendo expuso todo su cuerpo al sol. El sol descubrió su rostro, y ante tanta belleza quedo prendado, tanta era su hermosura, que la transformo en un bello jazmín.

CARACTERÍSTICAS DEL JAZMÍN:

Plantas de porte arbustivo o trepador perennifolias, caducifolias o semicaducifolias. Los tallos son cuadrangulares, de color verde o grisáceo, profusamente ramificados. Hojas compuestas, dispuestas de forma alterna u opuesta; pueden ser trifoliadas o imparipinnadas. Las inflorescencias son racimosas, normalmente surgen de las axilas de las hojas.

Las flores, comúnmente blancas o amarillas, y en contadas ocasiones rosa o rojizo, son hermafroditas. La mayor parte de las especies cultivadas por su fragancia son plantas trepadoras.

 ¿CÓMO CULTIVARLA?

En general, algunas especies son resistentes a los climas fríos, aunque la mayor parte se dan mejor en regiones subtropicales y tropicales. Se plantan a en una zona a pleno sol o con semi sombra, ya que necesitan abundante luz solar, y un suelo fértil y húmedo, pero bien drenado. El lugar a plantar dicha planta puede ser directamente en el suelo de un jardín o en una maceta. Se podan después de la floración, si es necesario. Se multiplican por esquejes en verano.

Dependiendo del tipo de Jazmín a cultivar, algunas tendrán características de cultivo más específicas que se describirán a continuación:

TIPOS DE JAZMÍN

JAZMÍN DE LAS AZORES (Jasminum azoricum):

Este precioso bejuco perennifolio, que apenas resiste a las heladas, procede de las Azores. Las hojas son de un verde intenso y están compuestas de 3 foliolos. Las flores, estivales, son rosa oscuro cuando aún están en la fase del capullo y blancas al abrirse, y además muy olorosas. Es hermoso y controlable, idóneo para guiarlo por una valla en una orientación cálida y soleada con protección de heladas. Si se poda también se pueden cultivar como arbusto.

JAZMÍN AMARILLO (Jasminum fruticans)

Este gran arbusto extendido es de hoja perenne o semicauda y nativo del Mediterráneo y de Asia Menor. Alcanza 3 m de alto y extensión, aunque puede crecer más si se guía como arbusto de pared. Las hojas son de un verde medio brillante y están compuestas normalmente por 3 foliolos. Sus brillantes flores amarillas son inodoras y brotan en racimos de unas cinco flores durante la primavera, el verano y el otoño; en climas suaves llegan a aparecer incluso en invierno.

JAZMÍN ITALIANO (Jasminum humile)

Este gran y denso arbusto perennifolio puede superar 3,5m de alto y extensión. Es medianamente resistente a las heladas y tiene hojas verde brillante. Sus flores, amarillo brillante, a veces fragantes, brotan de principios de primavera a finales de otoño y pueden medir 12mm o más de diámetro. Aunque es llamado jazmín italiano, en realidad viene de Oriente próximo y China (otro caso de nombre común engañoso).

JAZMÍN AMARILLO, JAZMÍN DE PRIMAVERA (Jasminum mesnyi):

Este arbusto apenas resistente a las heladas del oeste de China alcanza 1,8-3m de alto y extensión. Sus cañas largas y arqueadas acaban adoptando la forma de una ancha fuente. Las hojas, verde oscuro, están compuestas de hasta 3 foliolos, y sus aromáticas flores amarillas brillantes aparecen a finales de invierno y principios de primavera. Hay que retirar las cañas viejas para aligerar las plantas densas.

JAZMÍN ESTRELLA (Jasminum nitidum)

Las blancas flores estrelladas de esta especie, sensible a las heladas, son grandes, de 5 cm de ancho y, al igual que muchos jazmines, dulcemente perfumadas. Brotan en pequeños ramos a finales de primavera y en verano. Es un vigoroso bejuco en climas subtropicales, que da hojas brillantes y ovales y alcanza 3-6m de alto.

JAZMÍN DE INVIERNO (Jasminnum nudiflorum)

Este arbusto trepador, caducifolio y arqueado, proveniente de China, tiene hojas ovales verde oscuro y alcanza una altura de 1,8-3m, con una extensión similar. Está mejor adaptado a climas frescos o fríos, en los que da en invierno y principios de primavera masas de flores amarillo brillante en esbeltos brotes verdes y áfilos. Es resistente a las heladas y prefiere un suelo bien drenado a pleno sol.

JAZMÍN COMÚN (Jasminum officinale)

Introducido en Europa desde China en el siglo XVI, este bejuco arbustivo de hoja caduca o semiperenne se puede mantener como un pulcro arbusto de 1-1,5m o dejar que trepe. Las hojas, verde oscuro, tienen de siete a nueve hojuelas; a lo largo del verano y en otoño brotan racimos de capullos rosa oscuro seguidos de flores estrelladas blancas y muy fragantes. A esta especie resistente a las heladas le gusta estar a pleno sol, los suelos bien drenados y fértiles y el riego abundante en los meses más cálidos. Es una planta excelente para plantar en un contenedor en una terraza soleada. El aceite esencial de esta especie se usa en perfumería y como saborizante alimentario, como en las cerezas al marrasquino. También es posible conseguir formas de flores rosadas y follaje variado.

JAZMÍN ENANO (Jasminum parkeri)

Nativo de la India, es un arbusto enano, de hoja perenne y en forma de montículo que alcanza 30 cm de altura con una extensión de 45 cm o más. Las escasas hojas que aparecen en las ramas verdes son pequeñas y tienen de 3 a 5 foliolos. Las pequeñas e inodoras flores amarillas brotan en verano; esta especie es adecuada para una rocalla soleada.

JAZMÍN CHINO (Jasminum polyanthum)

Este vigoroso bejuco trepador perennifolio de China crece rápidamente, pero apenas resiste a las heladas y es más adecuado para climas suaves. En regiones frescas es una bonita planta de maceta. Las fragantes flores blancas. Con capullo rosa, se dan en primavera y verano. Crece hasta alcanzar 6m de alto y puede volverse invasivo. Hay que podarlo tras la floración para mantenerlo controlarlo.

DIADEMA, JAZMÍN DE ARABIA, GRAN DUQUE (Jasminum sambac)

Este bejuco perennifolio, bastante débil, alcanza solo 3 m de altura. Es sensible a las heladas, tiene grande hojas verde brillante y en primavera y en verano da flores blancas de dulce aroma. En China se usan las flores para perfumar el té, y en India hacen guirnaldas con ellas.

Otras especies de Jazminum:

Jasminum rex

Este vigoroso bejuco tropical perennifolio de Tailandia tiene hojas verde oscuro, compuestas por una hojuela. Sus flores, blancas e inodoras, que brotan sobre todo en verano, pueden medir más de 5 cm de diámetro. El bello despliegue floral compensa la falta de aroma.

Jasminum x stephanense

Este híbrido de hoja perenne entre Jasminum beesianum y Jasminum officinale nació en jardines, aunque se dice que también brota en estado silvestre en lugares donde crecen ambos progenitores. Es un bejuco de rápido crecimiento, medianamente resistente a las heladas, que alcanza 6m de alto. Produce en verano racimos de flores rosa claro de sutil aroma; las hojas son vellosas y grisáceas y tienen cinco folíolos.

Jasminum dichotomum

Oriundo de Grecia y de la Costa Occidental de África, esta planta trepadora es cultiva en jardines y parques por el valor ornamental de sus llamativas y abundantes flores, las cuales suelen estar presentes durante la mayor parte del año. Arbusto trepador, vigoroso, con largas ramas. Hojas simples, aovadas, de color verde oscuro, de tamaño muy variado, entre 4 y 8 cm, de largo y 3 a 4 cm de ancho, acuminadas, gruesas, algo cerosas, dispuestas generalmente en pares o verticiladas en número de 3. Flores pequeñas, blancas, fragantes, de unos 2 cm de diámetro; en estado de botón presentan una coloración rosado violáceo por fuera. Se propaga fácilmente por semilla y por estaca. Requiere plena exposición solar para producir una floración más vistosa y numerosa. No es exigente al tipo de suelos.

CUIDADOS

A la hora de cuidar la planta de jazmín, es recomendable seguir algunos pasos muy simples que se nombrarán a continuación para mantener una planta sana y duradera:

  • Regar la planta 3 veces por semana, evitando que el agua se estanque. Cuando hay demasiada agua estancada en la planta de jazmín, se puede observar algunos problemas, como por ejemplo que la planta quede empachada de agua y que se muera. Además se van a romper las raíces, ya que no van a adherirse bien a la tierra y la planta puede morir. Para evitar que la planta se encharque, se debe hacer un riego inteligente, el cual se realiza poco a poco, usando lo justo de agua y haciéndolo cada dos o tres días (dependiendo de la época del año).
  • Colocar la planta en una zona que le irradie mucha luz solar, ya que el jazmín es una planta soleada que no tolera ambientes de poca luz.
  • Limpiar las malas hierbas parásitas cada vez que veamos alguna crecer demasiado, para permitir que el jazmín crezca fuerte y libre de parásitos que interfieran en su integridad.
  • Colocar la planta en zonas calientes o utilizar mantas térmicas de jardinería para cuidar la planta de aquellas estaciones o lugares con clima frío.

Otras plantas floreadas fáciles de cultivar en el jardín son las orquídeas y las flores de loto

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *