gerbera

Gerbera

Gerbera, es un género de plantas ornamentales de la familia Asteraceae. Comprende unas 150 especies descritas. La gerbera, es un género de plantas ornamentales originaria de África del Sur específicamente de la región de Transvaal.

Su nombre científico Gerbera se refiere a Trangott Gerber, un médico alemán que coleccionó muchas plantas, sobre todo en la península danesa de Jutlandia. También suele llamarse comúnmente como margarita africana o margarita del Transvaal.

Es una planta vivaz, de crecimiento en roseta, cuyo cultivo puede durar varios años. La flor gerbera es muy popular y ampliamente usado como planta de jardín o flores de corte.

COLORES DE LAS GERBERAS

En el lenguaje de las flores, las gerberas significan alegría y hacen referencia a los momentos de la vida como la infancia o el descubrimiento del amor. Por ello, las gerberas son una flor que se regala para atraer a las buenas energías ante cambios en la vida.

Dependiendo de la coloración de sus pétalos, las gerberas también pueden hacer referencia a significados mucho más específicos. Estos son algunos de los significados de la planta gerbera según el color de su flor:

  • Gerberas blancas: significan inocencia y pureza.
  • Gerberas amarillas: relacionadas con el color del sol, estas gerberas simbolizan la calidad y la amabilidad. Algunos también le atribuyen el significado de éxito y riqueza.
  • Gerberas naranjas: estas están relacionadas con la risa y la euforia.
  • Gerberas rojas: estas hacen referencia a los sentimientos más apasionados como el amor y la confianza en la pareja. También son un símbolo de victoria ante los problemas.
  • Gerberas rosas: están ligadas a la juventud y al vigor físico. Relacionadas como épocas del año como la primavera suelen regalarse para mostrar afecto y admiración.
  • Gerberas azules: estas indican plenitud y paz interior. Se utilizan para atraer la paz y relajar tensiones o estrés. También se regala para fomentar la creatividad y la imaginación.
  • Gerberas moradas: relacionadas son la fe y la devoción suelen depositarse en lugares como las iglesias y santuarios. Simbolizan la modestia, la humildad y la generosidad.

CARACTERÍSTICAS DE LAS GERBERAS

Una de las principales características de la planta gerbera es su raíz, de la que se desprenden rizomas que pueden llegar a medir más de un metro de profundidad. Además, sus hojas son grandes y densas. Del mismo modo sus tallos son alargados y de un color verde intenso. En cuanto a sus flores, que pueden llegar a medir más de 18 cm, toman una amplia variedad de colores desde cálidos, como el rojo o naranja, hasta tonos más fríos, como el morado e incluso el blanco.

TIPOS DE GERBERAS

La mayoría de las variedades comerciales proceden de hibridaciones entre Gerbera jamesonii y G. viridifolia, y menos frecuentes entre Gerbera asplenifolia y Gerbera kunzeana. Entre las especies más comercializadas y extendidas se destaca la Gerbera jamensonii.

MARGARITA DEL TRANSVAAL (Gerbera jamensonii):

Se trata de una planta herbácea, de crecimiento en roseta. Presenta hojas lobuladas, provistas de una espesa peulusa sobre el envés de la hoja y dispuestas en roseta. Sus inflorescencias son tipo capítulos. Gracias a su estructura característica, los capítulos de gerbera dan la impresión de una flor simple. Cada unidad floral de gerbera tiene una corona compuesta de cinco pétalos, unidos en forma dorsal. Su nombre se debe a que proviene de la región del Transvaal de Sudáfrica. Esta planta fue introducida a Europa a fines del siglo pasado y se empezó a reproducir ampliamente como flor cortada.

¿CÓMO CULTIVARLAS?

Lo ideal es plantar las semillas o plántulas de gerbera a finales del mes de mayo para que empiecen a florecer unos 3 meses después, a finales de agosto.

Si se cultivan las gerberas desde las semillas, se recomienda plantarlas en un semillero y colocarlo en una ventana soleada, girándolo para que todas las partes reciban la misma cantidad de luz. Una vez que crezcan las plántulas, se deberá transferirlas a macetas más grandes o plantarlas directamente en el jardín.

Cultivar en macetas:

Las macetas deberían ser de 13 centímetros de diámetro y de cuerpo alto para que las gerberas puedan expandir mejor su sistema radicular de raíces. Se recomienda sacar la maceta al patio, terraza o balcón progresivamente para que el cambio de temperatura no sea tan drástico.

Cultivar en el jardín:

Al transferir las gerberas al jardín, la cima de las plántulas debe quedar a 1 o 2 centímetros del suelo. Es muy importante que la tierra esté excavada y removida antes de plantarlas. Además, se debe asegurar que el lugar del jardín que se escoja para sembrar la plántula no reciba luz solar directa pero sí sea soleado.

CUIDADOS DE LA PLANTA

La gerbera prefiere zonas iluminadas, pero sin recibir directamente la luz del sol. Aunque prefiere los lugares ventilados aguanta bien las altas temperaturas. Sin embargo, es mejor protegerlas de las heladas. Todo esto la convierte en una planta perfecta para interiores. En caso de cultivarlas en exterior requerirá de una constante supervisión para que no sufra con los cambios térmicos. Se recomienda sembrarla bajo la sombra de algún árbol o arbusto, tal y como se encuentran dispuestas de manera natural.

Prefiere los ambientes húmedos al igual que el suelo. Se recomienda sobre todo que tenga un riego constante, que no abundante, durante su época de floración. Evita en la medida de lo posible provocar encharcamientos tanto en el plato donde se encuentra plantada, como en maceta.

Esta planta necesita de suelos ligeros y ricos en materia orgánica. Debido a la facilidad con la que pueden pudrirse las raíces es mejor que el suelo no esté demasiado compactado para facilitar el drenaje. Se recomienda trasplantarla en primavera.

Durante su crecimiento y floración es bueno abonarla con abono líquido diluido en agua durante 15 días aproximadamente. Utilizar abonos ricos en potasio y fósforo favorece la floración.

Esta planta no requiere de poda, tan sólo de una limpieza de partes secas y en mal estado. Para realizar estos cortes asegúrate de utilizar herramientas de poda previamente desinfectadas ya que es una planta propensa a sufrir ataques de hongos.

¿CUÁNDO FLORECE LAS GERBERAS?

Su larga época de floración abarca desde principios de primavera hasta otoño. De hecho, sus flores pueden durar varias semanas, de ahí que sea tan valorada como flor ornamental. A partir del mes de mayo y durante todo el verano aparecen largos tallos florales en cuya cumbre se forman las flores, simples o dobles, cuyos pétalos están muy coloreados.

Otras plantas floreadas fáciles de cultivar en el jardín son las orquídeas y las flores de loto

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *