bromelias

Bromelias

FLOR DE BROMELIA

La familia Bromeliaceae incluye el género Bromelia, integrado por plantas con relevancia ecológica por su grado de endemismo y relación con la fauna de su hábitat. Además, tienen usos diversos ya sea como plantas ornamentales, plantas medicinales o como alimento.

La principal parte de la planta que la caracteriza no son sus flores, sino sus hojas coloreadas (que son confundidas como flores). Sus hojas son una característica morfológica casi única de la familia, ya que permiten el desarrollo de una estructura tipo “tanque”. Esta estructura está formada por el solapamiento de las bases de las hojas, donde se acumulan agua de lluvia y materia orgánica, que origina un hábitat  para microorganismos, insectos, arácnidos, moluscos, anfibios, además de servir de alimento para pequeños reptiles y aves.

El nombre Bromelia fue otorgado en honor al botánico sueco Olof Bromelius.

Colores de las bromelias

Las flores de las bromelias poseen pétalos carnosos, crecen en grupo, en un eje corto o panículo. Son flores muy atractivas a la vista ya que hay de variados colores (normalmente son el amarillo, rojo y naranja). Las inflorescencias varían mucho en forma, tamaño y color.

¿Cuándo florecen las bromelias?

La floración de las bromelias se produce en períodos de 2 a 10, 20 y hasta 30 años, y existe la posibilidad de que la planta muera antes de que florezca por primera vez. Si florece, por lo general es entre los meses abril y junio, y dura entre 2 y 3 días.

PLANTA DE BROMELIA

Las bromelias son plantas tropicales pertenecientes al género Bromelia, que a su vez forman parte de la familia de las Bromeliáceas. Comúnmente también se llaman con el mismo nombre a plantas de otros géneros de la misma familia, pero en este artículo nos enfocaremos exclusivamente a las especies del género Bromelia. Estas plantas son originarias de la zona neotropical y tropical, y se producen en gran parte de América Latina.

Específicamente, en relación con el género Bromelia, las especies habitan en climas cálidos desde el nivel del mar y hasta los 200 metros de altitud, asociadas a dunas costeras y bosques tropicales húmedos.

Cuidados de la planta

Las bromelias epífitas deben cultivarse sobre troncos de árboles con exposición solar media o macetas con poca profundidad, y su “tanque” (estructura formada por el solapamiento de las bases de sus hojas) debe mantenerse lleno de agua. La temperatura ideal para su crecimiento debe fluctuar entre 20 a 35°C, según la especie particular. Por lo que en invierno se debe considerar pasar la planta a una habitación que tenga mucha luz y sea cálida.

Se puede añadir al “tanque” soluciones muy diluídas de compost, de sales con nutrientes y de algas, pero el cultivo al aire libre generalmente no requiere de mayores cuidados. Además de la caída de hojas, ramitas y otras partes vegetales del dosel superior en el “tanque” de agua, produce suficientes nutrientes para la planta.

Las bromelias casi que no tienen raíz. Ellas funcionan como anclaje, por lo que lo que se debe regar en realidad son sus hojas. Sus hojas se pueden regar una vez a la semana. Si hace mucho calor, es conveniente hacerlo de 2 a 3 veces por semana.

Otro factor importante a tomar en cuenta es la luz, depende de la variedad o el tipo de Bromelia, por eso es fundamental identificarla a través de sus hojas. Por ejemplo, si son rígidas, de colores y estiradas, necesitan mucha luz (pero nunca al sol directo). Contrariamente, si las hojas son lisas, caídas y de color verde oscuro, necesitan menos luz.

En cuanto al uso de fertilizantes, se debe esperar a que la bromelia se convierta en una planta adulta. Otro dato importante es no aplicar nunca el fertilizante directamente; ya que estas plantas crecen muy lentamente y el fertilizante no va a influir en su crecimiento, aparte de que no lo absorben con la misma rapidez que otras plantas.

CARACTERÍSTICAS DE LAS BROMELIAS

El género Bromelia está representado por especies tanto terrestres como epífitas (es decir, crece sobre otro vegetal u objeto usándolo solamente como soporte, pero no lo parasita nutricionalmente), con margen foliar serrado, ovario ínfero, fruto tipo baya y semillas desnudas.

Las especies de Bromelia son plantas arbustivas con hojas numerosas en forma de roseta, erguidas, de 1 a 3 metros de largo y de 2 a 4 cm de ancho, el borde con espinas curvas de 5 a 10 mm y cambian de color verde brillante a rojo. Asimismo, se les describe como plantas estoloníferas con filodios envainadores de 1.5 metro de largo por 4 cm de ancho, con bordes muy espinosos, punta muy prolongada y punzante; poseen merítalos cortos (40 cm de largo por 1.5 cm de diámetro) en cuyo extremo desarrollan una infrutescencia.

Asimismo, se presentan brácteas del pedúnculo durante la antesis, brácteas florales iguales o superiores al ovario, y no presentan sépalos. Las flores poseen pétalos carnosos, crecen en grupo en un eje corto y los pétalos miden alrededor de 3 cm. Los frutos son de color amarillo o color rosado, con estomas marcados en la epidermis, haces vasculares de diámetro pequeño, más alto que ancho. Los frutos son carnosos y con semillas aplanadas.

TIPOS DE BROMELIAS

En el género se incluyen más de 60 especies, pero pocas de ellas han sido descritas botánicamente y reconocidas por producir frutos comestibles. Las especies del género Bromelia comparten muchas características morfológicas; sin embargo, mantienen diferencias importantes entre las que destacan color, forma y tamaño de los frutos.

Según el lugar donde viven, las bromelias pueden clasificarse en terrestres (si crecen sobre el suelo), rupícolas o saxícolas (si viven sobre piedras o rocas) o epífitas (si viven sobre otras plantas).

Entre las especies más conocidas están:

  • CUCUYA, HIJO DE PIÑA, MUTATE, PIÑUELA, POLLA (Bromelia alsodes):

Infrutescencias paniculadas de 25 cm de largo. Frutos de 2 cm de diámetro, subglobosos, de color amarillo cuando son maduros y con pocas semillas.

  • BANANA DO MATO, BANANA SILVESTRE (Bromelia antiacantha):

Infrutescencias centrales. Los frutos maduros tienen un color amarillo-naranja y la forma es como un plátano pequeño (de allí deriva su nombre común).

  • PIÑUELA (Bromelia crhysantha)

Hierba litófila de 1 a 1,5 metros de alto. Los frutos son verdes, con el envés grisáceo, con una pelusa color marrón.

  • CHAGUAR (Bromelia hieronyrni):

Infrutescencias centrales en panículas glabras rosadas. Los frutos son fusiformes y bayas fibrosas, de 2 cm de diámetro con 5 cm de largo.

  • GRAVATÁ (Bromelia fastuosa):

Frutos de color verde con cambio a color amarillo cuando maduran, forma subglobosa con 2 a 3 cm de diámetro.

  • CHICHIPO, CHIYOL, AGUA,A, CAZUELA, COCUIXTLE (Bromelia karatas):

Infrutescencia nodular 5 a 10 cm de largo. Bayas elipsoides, rosadas, de 5,5 a 11 cm de largo, ferrugíneo-lepídotas. De 50 a 100 frutos por racimo.

  • CAROÁ, MACAMBIRA DE CORDA (Bromelia laciniosa):

Infrutescencia con abundantes exudaciones gomosas. Frutos cilíndricos y alargados constituidos con numerosas bayas anaranjadas, triloculares y pluriseminados.

  • PIÑUELA, GUÁRNARA, PIRO, MAYA, CURUJULUL (Bromelia pinguin):

Inflorescencia pedunculada. Bayas esféricas, amarillas a ocres, de 2,5 a 4 cm de largo, esparcidamente en panículas lepídotas a glabrescentes. De 50 a 100 frutos por racimo.

  • Bromelia serra:

Infrutescencia globosa de 10 a 14 cm de largo por 7 a 10 cm de diámetro. Integrada por bayas ovoides de 4 cm por 2,5 cm de color amarillo limón.

SIGNIFICADO DE LA BROMELIA

Desde tiempos prehispánicos los frutos de estas especies se utilizaban en la medicina tradicional para tratar enfermedades respiratorias y trastornos del sistema urinario, entre otras. Hoy en día, las investigaciones demuestran que los extractos de la pulpa de frutos tienen actividad antimicrobiana, antihelmíntica, antitumoral y antiinflamatoria.

¿CÓMO CULTIVAR BROMELIAS?

En general, los suelos comunes no les sientan bien a las bromelias, pero al haber tantas variedades, las condiciones del mismo son diferentes según el tipo de planta. Para el cultivo de bromelias no se necesitan macetas muy profundas, mucho menos suelos gruesos. Esto porque se dan mejor en tierra de poca profundidad. Las técnicas de cultivo dependerán del tipo de bromelia a cultivar:

Cultivar bromelias epífitas:

Para ello se recomienda cultivar la bromelia en un lugar con poco sustrato, como por ejemplo mezclas de cortezas, musgos, mezclas de orquídeas, entre otras enmiendas de tipo orgánica.

Si se va a plantar la bromelia en una maceta es muy importante que sea una maceta que le proporcione un soporte adecuado y que tenga agujeros, no sólo en la base sino también por toda la maceta, ya que etas plantas necesitan aire. Esta maceta debe llenarse hasta la mitad con el sustrato previamente nombrado y se cava un pequeño hoyo. Posteriormente se coloca la planta dentro de la maceta, se cubre con una fina capa de sustrato y se riega su base con abundante agua para asentar el suelo.

Otra superficie que se puede utilizar para cultivar las bromelias epífitas es sobre la corteza de un árbol.

Estas bromelias epífitas no son de larga vida, generalmente empiezan a deteriorarse después de la floración. Aunque las plantas de bromelias interiores fallarán después de un tiempo y dejarán de crecer, producirán hijos o esquejes, que se pueden quitar y comenzar como nuevas plantas.

Hay que vigilar los esquejes en la base de la planta y cuidarlos hasta que sean lo suficientemente grandes para separarlos de la planta madre. Para separarlos, se corta de la matriz y luego se coloca en una mezcla de musgo esfagno o en cualquier medio bien drenante como se mencionó anteriormente. Estos esquejes de bromelia requieren el mismo cuidado que la planta madre. Tan pronto como el esqueje forme un “tanque”, es importante mantenerlo lleno de agua para que la nueva planta reciba la humedad adecuada.

Cultivar bromelias terrestres:

Hay que tener en cuenta que en las bromelias terrestres lo mejor es mezclar a partes iguales sustrato orgánico para siembra y sustrato corriente, con una parte de perlita o arena; el objetivo es formar un suelo con un alto grado de drenaje porque estas bromelias necesitan más agua de lo normal. Esta maceta debe llenarse hasta la mitad con el sustrato previamente nombrado y se cava un pequeño hoyo. Posteriormente se coloca la planta dentro de la maceta, se cubre con una fina capa de sustrato y se riega su base con abundante agua para asentar el suelo.

Otras plantas fáciles de cultivar en el jardín que requieren muy poco cuidado son el aloe vera y la cúrcuma

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *