AMAPOLA

Amapola

Las amapolas (llamadas así comúnmente) son plantas pertenecientes a la gran familia Papaveraceae, angiospermas distribuidas principalmente por las zonas templadas del planeta (sobre todo el hemisferio norte), zona paleotropical y neotropical, pero prácticamente ausentes en áreas netamente tropicales. Esta familia está constituida principalmente por el género Papaver, un género de aproximadamente 50 especies llamadas “amapolas”. Estas plantas perennes son nativas de las regiones templadas de Europa, Asia y África, y un par de ellas, del este de Estados Unidos. El nombre científico de esta planta proviene del árabe «happapáwr(a)» y a su vez del latín «papāver».

Con sus característicos pétalos acopados y capullos colgantes, que se vuelven hacia el cielo hacia abrirse, son plantas morfológicamente muy características. Varios de sus parientes próximos adoptan su nombre común como la amapola arbórea (P. romneya), la amapola de california (P. eschscholzia), o la amapola azul (P. meconopsis).

La amapola es una flor muy reconocida que tiene varios colores. Cada significado del color ha determinado las connotaciones de dicha flor.

  • Amapola roja: interpretada como una flor salvaje, como una flor que atrae por su belleza y por su particular color. Representa el egoísmo en su más pura esencia. Sin embargo, también hay connotaciones positivas para la amapola roja y de todas ellas nos quedamos de forma particular con el consuelo.
  • Amapola naranja: es un símbolo de la alegría y de la felicidad. Además el color naranja le proporciona el atributo de la amistad, por ello, es una flor cuyas connotaciones son positivas y simboliza la esperanza, la positividad. No obstante, también ha heredado algunos significados propios del color rojo.
  • Amapola amarilla: son muy comunes en Islandia y se estima que estas flores abren el camino hacia una nueva época. La simbología de la amapola por este motivo se asocia con la fertilidad.

 

TRADICIONES, HISTORIA Y LEYENDA DE LA AMAPOLA

A pesar de su fama como planta adictiva, los usos primitivos que se le conocieron datan del siglo IVa.C (Grecia y Roma) siendo utilizada como antidiarreica y anti disentérica. No obstante, de acuerdo con estudios antropológicos, habría evidencias de su cultivo hace unos 2000 años a.C con fines alimenticios. El opio egipcio se conoce como hierba medicinal aparentemente desde el siglo VI. La literatura clásica antigua la menciona en un capítulo de la Odisea en donde Helena de Troya hizo beber a Telemaco un brebaje preparado con ella. También se afirma que la droga de Polidamna le entrega a Helena de Troya para olvidar sus penas, eran extraídos de la adormidera. Estudiosos de la biblia mencionan que el vino mezclado con hiel ofrendado a Jesús ante de ser crucificado en realidad contenía una infusión de ácido acético y semillas de adormidera. Ocurre que el color del opio se asemeja mucho a la de la hiel (piel del buey).

 

CARACTERÍSTICAS DE LAS AMAPOLAS

Son plantas herbáceas de porte matoso o empenachado que miden entre 40 cm y 1 metro de alto. Las hojas son pilosas, muy lobuladas y de color verde azulado o verde vivo. Las vistosas flores se presentan al final del tallo y suelen tener 4 pétalos (el doble en algunas variedades) muy frágiles y pueden ser de color rojo, amarillo, blanco, lila o violeta. Florecen en primavera o en verano, según la especie. Producen un fruto en forma de cápsula donde se alojan las semillas que caen a tierra una vez que el fruto madura y se abre.

 

TIPOS DE AMAPOLAS

ADORMIDERA (Papaver somniferum)

Las hojas verde grisáceo de esta anual de Oriente Próximo, de crecimiento rápido, son lobuladas y elípticas, con borde aserrado. Florece en verano, con grandes flores blancas, rosadas, rojas o púrpura, habitualmente dobles. La adormidera se cultiva por la savia lechosa de sus cápsulas seminales, fuente del narcótico opio y sus derivados. Las flores de “Hungarian Blue” son de color más intenso que las plantas silvestres. La adormidera es originaria de Oriente Medio, países balcánicos y oeste de Asia donde aún se cultiva. Tiene predilección por los suelos arcillosos y atmósferas soleadas. El cultivo de adormidera está controlado internacionalmente por el Consejo de Control de Narcóticos de las Naciones Unidas.

AMAPOLA AVE DAMA (Papaver commutatum)

Esta especie anual, pariente cercana de Papaver rhoens, rojo sangre, puede plantarse en masa en un jardín para crear un efecto similar a un cuadro impresionista. Las flores, rojo brillante sobre tallos verdosos, aparecen en verano, pero duran solo unas 3 semanas.

Papaver alpinum

Planta perenne de vida corta, esta amapola alpina (una amapola de Islandia en miniatura) es semi perennifolia, alcanza 20 cm de altura con una extensión de 10 cm y tiene finas hojas grisaseas. Da flores blancas o amarillas en verano. Esta especie prefiere un suelo un poco calizo. Se utiliza en taludes o en rocallas.

Papaver atlanticum

Esta planta perenne de marruecos tiene un rizoma leñoso y hojas vellosas de borde dentado y 15cm de largo. Las flores, que se abren en verano, brotan en tallos de 45cm de alto, son de naranja claro o rojas y miden 10 cm de ancho. “Flores semi-plenos” presenta flores semidobles sobre tallos ligeramente cortos que la especie.

Papaver bracteatum

Esta planta de floración estival, muy similar a Papaver orientole, crece de modo natural en el Himalaya. Es una planta perenne con tallo florido de 1m de alto y hojas lignadas de 45cm de largo. Hojas y tallos están cubiertos de pelos blancos. La flores, normalmente rojas con centro purpura miden 10cm de ancho.

AMAPOLA DE ISLANDIA (Papaver nudicaule)

Esta planta perenne empenachada nativa de América del Norte y Asia Menor se cultiva casi siempre como anual. Es adecuada para rocallas y como flor cortada. Sus grandes flores perfumadas brotan en invierno y primavera, y son blancas, amarillas, naranjas o rosadas, con una textura arrugada; las hojas son verde claro y los tallos, largos y vellosos. Alcanzan 30-60cm de alto y 15-20 cm de extensión.

AMAPOLA DE LEVANTE (Papaver orientale)

Planta nativa del sudoeste de Asia. En verano produce flores espectaculares, en tonos de rosa a rojo de 10 cm de diámetro. Las flores cultivadas a veces dobles, presentan una amplia gama de colores y muestran una mancha basal oscura. Sus hojas son vellosas, alcanza 60 cm de alto y 30 cm de extensión. Hay también cepas de flor doble.

 

¿CÓMO CULTIVARLA?

Las amapolas son completamente resistentes a las heladas y prefieren una exposición a pleno sol o a semisombra. Prefieren un suelo profundo, húmedo, que esté bien drenado y algunas hasta prefieren un suelo pobre en materia orgánica. Las especies perennes son las únicas que pueden necesitar un trasplante que se realizará cuando haya pasado el peligro de heladas. Es importante que la distancia entre plantas sea de al menos unos 30 cm.

Las semillas se siembran en primavera o en otoño; muchas especies se siembra solas con facilidad. Se suelen utilizar para rocallas o para crear macizos de color en el jardín, así como en jardineras para adornar terrazas.

 

CUIDADOS DE LA PLANTA

A la hora de cuidar la planta de amapolas, es recomendable seguir algunos pasos muy simples que se nombrarán a continuación para mantener una planta sana y duradera:

  • Regar de forma muy moderada (una vez por semana, por ejemplo) pues son plantas muy sensibles al exceso de riego.
  • Abonar las especies perennes con un fertilizante mineral unas 3 veces durante la época de floración. Las especies anuales tienen más que suficiente con el abonado anual del jardín.

Otras plantas floreadas fáciles de cultivar en el jardín son las orquídeas y las flores de loto

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *